“El error, nuestro gran maestro”. Este fue el atractivo título utilizado por el internacional canario Alejandro Hernández para exponer su experiencia arbitral después de 95 partidos en la Primera División del fútbol español a los más de dos centenares de árbitros grancanarios que se dieron cita en la tarde del lunes, 20 de marzo, en el centro cultural Federico García Lorca de la localidad de Carrizal (Ingenio).

La visita de Alejandro Hernández a Gran Canaria fue aprovechada por el Comité Técnico de Árbitros de Las Palmas para que compartiera su experiencia con los alumnos del centro de educación infantil y primaria Carlos Socas Muñoz (Ingenio), acto que se desarrolló en horario lectivo en la mañana del martes y que se enmarca dentro de las actividades del 12º Tagoror de los Niños, iniciativa orientada a dar a conocer la labor arbitral entre los estudiantes.

Durante su exposición, el de Lanzarote, que se inició en el arbitraje el mismo día en que alcanzó la edad legal para ello, expuso las diferentes herramientas que utiliza su equipo para “tratar de minimizar las posibilidades de error desde el punto de vista técnico, físico, táctico y psicológico” en cada nuevo reto al que se enfrentan en su carrera deportiva.

Hernández Hernández califica como “fundamental” el trabajo de la vertiente psicológica, si bien también hizo especial énfasis en el trabajo de equipo “no sólo desde el punto de vista reglamentario, sino también el humano”. En este capítulo mencionó que debe existir total cohesión y buen ambiente con el fin de conseguir un mayor rendimiento sobre el terreno de juego.

Leer más en la nota de prensa de la FIFLP
Galería de fotos
Vídeo