La árbitra lanzaroteña Ágata López ha sido designada como asistente para el enfrentamiento entre Lanzarote y Arucas que se jugará el próximo domingo, 8 de noviembre de 2020, en la Ciudad Deportiva de la capital conejera. Tras las últimas pruebas físicas, la colegiada logró, por méritos propios, el ascenso de categoría, circunstancia que les permitirá dirigir encuentros masculinos y femeninos.

“Es un privilegio. Estrenar categoría es un chute de motivación”, señala Ágata, que el pasado mes de julio no pudo presentarse a las pruebas físicas para la Primera División femenina al sufrir una lesión. “Tuve mala suerte, me lesioné y no pude realizarlas. Después de recuperarme, me puse al 200% para darlo todo en esta nueva temporada. Se me ha dado la oportunidad y la he aprovechado”.

“Estoy super contenta con la posibilidad de arbitrar partidos de Primera Regional, Segunda División Femenina Reto Iberdrola y Primera Nacional Femenina. En todas las categorías arbitraré con las mismas ganas y la misma motivación”, señala la colegiada lanzaroteña en una entrevista que se ha divulgado a través de las redes sociales de la FIFLP.

Ágata López entiende que su vinculación con el arbitraje es algo vocacional. Sus primeros pasos los dio en su isla, pero los tuvo que interrumpir a poco de comenzar sus estudios universitarios en Madrid. “Cuando regresé a Lanzarote no me lo pensé dos veces. Es algo que me encanta, que es totalmente vocacional. He tenido doble motivación, porque ya echaba de menos el arbitraje”, expone la deportista.

Nota de prensa FIFLP