En esta cita no sólo se valoró el estado de forma de los colegiados, sino que también se aprovechó para rendir homenaje a algunas de las personas que han dedicado una parte importante de su tiempo libre al arbitraje. En el caso de la provincia de Las Palmas se distinguió a Juan Díaz Rodríguez, que abandonaba el arbitraje al cumplir la edad reglamentaria en Segunda División, y a Antonio Rodríguez Báez, que ha dejado de ser delegado informador nacional. Por el contrario, Rodríguez Báez seguirá trabajando en el Comité de Las Palmas en la coordinación de los árbitros de esta especialidad deportiva.

Rodríguez Báez recibió una placa conmemorativa en el transcurso del almuerzo de trabajo celebrado en la jornada del sábado, acto en el que también se homenaje a la asturiana Rosario González, «Mayayo», persona que comenzó a trabajar en la Federación Española de Fútbol Sala en 1985 y que posteriormente se incorporó a la Liga Nacional.

También hubo reconocimientos para los colegiados que una vez cumplida la edad reglamentaria tienen que dejar el arbitraje: Sergio Arce Ruiz, José Fernando Viedma Martín, Francisco Peña Díaz y Fernando Gutiérrez Lumbreras.

Nota de prensa FIFLP