Pocas cosas en la vida despiertan una pasión tan descontrolada como el fútbol. En las gradas de un estadio se encuentra una identidad, una sensación de pertenencia a algo importante, pero también es una excusa para descargar las tensiones del día a día. Futbolistas y entrenadores están expuestos durante 90 minutos a la crítica constate del público. Pero también a su halago, algo que les resulta más complicado de conseguir a los otros grandes integrantes de este deporte: los árbitros.

El suyo es, sin duda, el trabajo más ingrato en lo que a fútbol se refiere. Los insultos y las amenazas son elementos que se dan por hecho en su profesión, sin importar el partido, ni la categoría. A pesar de esto, hay quienes todavía se siguen ilusionando por el mundo del arbitraje y por hacer que se cumplan y se respeten las reglas del juego.

Ismael El-Mahjoub es un joven árbitro de 20 años, que debutaba el pasado 12 de diciembre de 2020 como árbitro principal en Regional Preferente, en el partido disputado entre el CD Arguineguín y el CD Maspalomas. El Nuevo Insular, de la mano de Carlos Pérez Domínguezestuvo presente en su estreno, con un seguimiento durante los 90 minutos centrados en su figura, pero también en la del resto de protagonistas del partido.

Nota de prensa de El Nuevo Insular