Este 8 de marzo se vuelve a conmemorar el Día Internacional de la Mujer, una fecha en la que se traslada un contundente y claro mensaje, el de la igualdad entre mujeres y hombres. 

El fútbol, que es un espejo de nuestra sociedad, no quiere, ni puede, quedarse al margen de una iniciativa que reivindica un mayor protagonismo de las mujeres. En los últimos tiempos el fútbol ha dejado de ser un deporte de hombres.

Temporada tras temporada son más el número de mujeres que se acercan a él. Y lo hacen no sólo con ganas de ponerse una camiseta y correr detrás de un balón. Otras muchas prefieren la formación y se convierten en entrenadoras… Otras muestran su pasión por la gestión y ejercen funciones directivas y otras, como no, pese a la ingrata labor que les toca desarrollar, se hacen árbitras.

Todas han roto su techo de cristal y han conseguido la ansiada igualdad de género. En las últimas temporadas ha aumentado progresivamente la incorporación femenina al fútbol. Pese a ello, todavía queda mucho camino que recorrer… muchos partidos que disputar. 

Poco a poco, con pasos firmes y seguros, entre todos lograremos que este 8 de marzo convierta en  recuerdo esta fecha de reivindicación.

Nota de prensa FIFLP